Historia Galvista – Parte2

Escrita por: Eduardo Quevedo-Serrano
Directo del blog José Gálvez FBC (“El Rincón de los Recuerdos”).

Estimado Lector:

Mi amigo Miguel Koo Chía encontró en Chimbote seis páginas viejas y amarillentas conteniendo un artículo sobre la historia galvista. No conocemos quién las escribió y, al parecer, habrían sido publicadas en 1997.
A continuación las publicamos y transcribimos. Hacemos la salvedad que los originales contienen algunos datos inexactos, y errores de redacción. En la medida de lo posible los hemos corregido. A pesar de sus imperfecciones, consideramos que ayudan a echar luces sobre la historia galvista. 
Estas páginas se proyectan hasta el año 1997, y aunque nosotros sólo nos ocupamos de la historia galvista hasta la década del ’70, hemos decidido publicarlas en forma completa. (El Editor.)
 ——————— LAS “PÁGINAS AMARILLAS” (II) ———————
José Gálvez FBC de Chimbote-Perú, 1967
(Cortesía de Miguel Koo Chía)
En 1966 se realizan modificaciones en la directiva, asumiendo el cargo de secretario Eliseo Mochizacky, mientras que Enrique González asume el cargo de Asesor Jurídico, y Enrique Carbajal asume el cargo de Vocal.
Dentro de las preocupaciones de los dirigentes estaba el implementar con muebles las instalaciones del local ubicado en la Av. José Gálvez 782 (a este punto, el artículo no menciona todavía cuándo la sede social se muda de la Av. Buenos Aires a la Av. Gálvez)
Fue precisamente Enrique “Chicoco” Villón quien mandó confeccionar 50 sillas valorizadas en 11 mil nuevos soles, (también se confeccionaron escritorios y mesas, y se adquirieron sellos y papel membreteado)
Dentro de los jugadores que conformaban la oncena del cuadro de la franja roja podemos mencionar a (Ronald) Machuca quien era el capitán, Hernán Capurro, Germán Ostolaza, su hermano Tato, César Peralta, Javier Biselach, (“Coco”) Linares, Castillejo, Yuli Acosta, Leonardo Ching, Pachín, entre otros (jugadores) bajo la Dirección Técnica de Manuel Ágreda.
José Gálvez, a través de sus dirigentes pactaban partidos con equipos de otras ciudades quienes brindaban buenos espectáculos en el “canchón” del Vivero Forestal. Siendo aquellos, Boca Junior de Chiclayo, Chalaco de Casagrande, Grau de Piura, Academia de Lima, etc.
Viene con problemas
Desde que el José Gálvez dejó de llamarse Manuel Rivera, (el cambio de nombre)trajo consigo problemas, siendo precisamente uno de ellos el local ubicado en la Av. Buenos Aires. Siendo enjuiciados por la dueña, a quien tuvieron que cancelarle a través de la vía judicial.
Nuevo local
Para el nuevo local, que llegó a ubicarse en la Av. José Gálvez 782, se nombró como padrinos de inauguración a la señora Elisa Gozzer de Rocca y a Fernando Botho, quien ofreció donar un televisor para el nuevo local.
Los entrenamientos lo hacían en diversos escenarios, siendo el de mayor concurrencia el campo del colegio San Pedro. Precisamente allí, luego de los entrenamientos solicitaban el apoyo de los propietarios del Grifo, que quedaba en la esquina de la Av. Meigg, para que les proporcionen las duchas y puedan bañarse luego de los entrenamientos.
El apoyo de las Instituciones
Los dirigentes del club José Gálvez buscaban siempre ganar la identificación con la gente del pueblo, y la respuesta no se hacía esperar, siendo uno de ellos el Dr. Roberto Tang Roca, quien a través de su farmacia era quien ayudaba con los medicamentos para el tratamiento de los jugadores.
José Gálvez, desde sus inicios contó con el apoyo de la afición chimbotana que seguía la participación del equipo en el campeonato de la Liga, siendo las recaudaciones aceptables para poder cumplir con el pago de los jugadores.
Forma de pago a los jugadores
Los jugadores que defendían la casaquilla del club José Gálvez no tenían sueldo asignado, pues, los jugadores, por acuerdo de directiva, se repartían la taquilla, dejando de la totalidad sólo el 20% para la institución para cubrir algunos gastos que se originaban. Por ejemplo, en un partido sostenido por el campeonato de la Liga con Strong Boys se recaudó la suma de 1,390 soles.
Aparte de los pagos de los jugadores, a quienes venían de Santa y Coishco (los hermanos Ostolaza, Pachín, Leonardo Ching) se les asignaba un pago de 100 soles, más 3 soles para sus pasajes y su jugo. (sic)
Reclamos
Otra de las situaciones presentadas en el equipo galvista eran “supuestas” irregularidades en la inscripción de sus jugadores. Precisamente en uno de los partidos frente al Club Chimbote, éste planteó un reclamo aduciendo una mala inscripción del jugador Juan* Biselach (*anteriormente, el artículo lo refiere como Javier), reclamo que no prosperó toda vez que el mencionado player estaba correctamente registrado.
Partido con Alianza Lima y Universitario de Deportes
El 1º de Mayo de 1966 José Gálvez sostuvo un partido amistoso frente al Alianza Lima, equipo que había logrado el título de campeón del torneo descentralizado del futbol profesional peruano.
En las filas del elenco aliancista, figuraban: Román Villanueva, Jorge Barreto, Perico León, Teófilo Cubillas, Julio Baylón, y “Babalú” Martínez entre otros, ganando los aliancistas, propiciándole una tremenda goleada al cuadro chimbotano.
Este encuentro de carácter amistoso fue organizado por la Liga Provincial, quienes se sintieron indignados por la derrota y sus dirigentes acordaron aplicar una multa de 2 mil soles al club José

Gálvez por haber sido goleado, motivando la protesta de los dirigentes del cuadro de la franja roja, quienes señalaron que los de la Liga eran malagradecidos, que José Gálvez fue a colaborar en el partido con su participación y encima le querían multar.

noticias

Deja un comentario